ORO Y PLATA INTERNACIONAL S.A.

El robo de diamantes
más grande de la
historia será película



En febrero de 2003 un grupo de ladrones especilizados se
robaron 100 millones de dólares en diamantes. Hasta el día
de hoy no se sabe dónde están.

21/03/09. El italiano Leonardo Notarbartolo salió libre esta semana de una
prisión en Bélgica. ¿Su crimen? El 16 de febrero del 2003 robó, junto a un
número indeterminado de cómplices, más de 100 millones de dólares en
diamantes. El botín nunca ha sido recuperado y Notarbartolo nunca ha
contado su historia, hasta ahora.

El periodista de la revista “Wired” Joshua Davis logró entrevistarlo en un
extenso artículo llamado "La historia no contada del robo de diamantes más
grande de la historia", y que se subió a Internet anticipadamente debido a la
liberación del italiano. Por otra parte, esta semana se supo que el estudio
Paramount anunció la compra de los derechos del artículo y que será el
mismo Davis quien adapte la historia para el cine.

En febrero de 2003, Notarbartolo fue arrestado y acusado de haber
penetrado en una bóveda ubicada dos pisos a bajo del Centro de Diamantas
Antwerp, en Bélgica, y de haber robado 100 millones de dólares en
diamantes, oro y joyería. Se pensaba que la bóveda era impenetrable. Sus 10
niveles de seguridad incluían detectores de calor, radar, zona magnética,
censor sísmico y una cerradura con clave de más de 100 millones de
combinaciones. Un robo imposible que hasta hoy la policía no sabe cómo
se hizo.  

El botín nunca fue encontrado, pero basado en evidencia circunstancial –
que incluyó basura y un sándwich de salami- Notarbartolo fue condenado a
10 años de prisión.

Joshua Davis, en un muy bien investigado artículo logra, con la ayuda de
Notarbartolo, ir construyendo, hasta los últimos detalles, el robo. En su
relato va dando cuenta cómo se realizó el robo y quienes estuvieron detrás
de él. Entre quienes estaban los mejores y más preparados ladrones del
mundo. Cada uno especializado en alguna área o técnica, desde un experto
en sistemas de seguridad hasta un cerrajero apodado el rey que podía abrir
cualquier cosa que se le colocara al frente.

Pero para Davis la verdadera estrella de este grupo es Notarbartolo. “Era
1958 y él tenía 6 años. Su madre lo mandó a comprar leche y regresó con
5,000 liras, cerca de ocho dólares de entonces. El lechero se había quedado
dormido y Notarbartolo lo registró sacándole la plata. Su madre le dio una
fuerte paliza, pero ya no importaba él había encontrado su destino”.

La especialidad de Notarbartolo era su encanto. Actuando como joyero,
lograba ser invitado a tomar café a las oficinas, talleres y hasta a las
bóvedas para inspeccionar la mercancía. Comparaba algunas piedras y
luego regresaba para robarlo todo.

Su camino siguió por esa senda hasta el año 2000 cuando un joyero judío
se le acercó ofreciéndole 100 mil euros para ver si una bóveda ubicada en el
distrito de los diamantes en Antwerp podía ser robada. La investigación de
Notarbartolo terminó en un trato con el comerciante que desembocaría en el
robo más grande de la historia.

El artículo de Davis continúa con sabrosos detalles de cómo se gestó todo.
Desde cómo fueron anulados los sistemas de seguridad hasta cómo las
sospechas de la policía apuntan a que todo fue planeado por un primo de
Notarbartolo que pertenece a la Cosa Nostra. También se insinúa que el
comerciante judío que se acercó a pedir el robo formaba parte de una
maniobra mayor que era realizar el asalto y cobrar el seguro por los
diamantes robados. Lo anterior se deduce por las declaraciones de
Notarbartolo, quien sostiene que la mayoría de las cajas al interior de la
bóveda estaban vacías y que pertenecían a joyeros de diamantes de la
ciudad.
Home
Asociados
Invierta en
Oro y Plata
Contactenos
Cotizacion Oro
Cotizacion Plata
Cotizacion Dolar
Cotizaciones
Compra-Venta
Noticias
English
Joyeria Swarovski